Dario Pedemonte. El verdadero espíritu.

Un pensamiento de la actualidad de nuestra pesca.

Pido disculpas de antemano, pero... no me gusta demasiado involucrar a otros, en mis experiencias de pesca.


Son apenas... cuarenta años , que tengo la dicha de usar una caña de mosca como recurso para atrapar un pez. Un ejercicio racional, curiosamente lo que nos distingue de los predadores. Quizás ... el último recurso, con el que un bípedo pueda atrapar un pez silvestre.

Entenderán todos, que diferencias existen con aquellos individuos criados en cautiverio y almacenados en pequeños compartimentos con agua, con la expectativa que el rey los capture, registre su imagen y lógicamente lo termine comiendo. En otros países, ésto es un éxito. Quizás en el nuestro... algún día también lo disfrutemos .

Ya las experiencias de cacería me resultan grotescas. El cazador, toma posesión de una ubicación preferencial, coincidiendo exactamente con el sitio donde su presa concurre diariamente en busca de su refrigerio. El humano...a veces con tanta torpeza, termina espantando a su record.

Pero... lo mío es apenas la pesca . Que supo descubrir mi generación . Que alterara su conducta tan drásticamente y que por sus limitaciones... la pesca con mosca, nos exigía un ejercicio intelectual .

Una mojarra , una lombriz, son organismos que forman parte de la dieta de cualquier pez . Mi habilidad , mi esfuerzo... es mínimo . No hay tal engaño. De no tener anzuelo lo tragarían igual. A veces ...he sido tan torpe, como para hacer evidente mi engaño. Un equipo simple, un anzuelo, algo de plumas y pelos y a crear , lo que no es, debe convertirse .

El lugar , la hora , el día , el mes ...son mi única asistencia . La observación , mi razonamiento ... son mis únicas herramientas. Ya algunos mono, las utilizan para el logro de su alimentación. Pese a ello, muchos pescadores pretenden dejar de lado estos requisitos.

La madre tecnología lo suple , y los pobres terminan tan frustrados que siguen almacenando equipos con la esperanza de concretar sus sueños de pescar. Todas las variantes de una mano , ya la de dos y quizás en el futuro las de tres.

El circo asombra por su originalidad y algunos payasos, como en mi caso, compramos lo equivocado . Hicimos de esto una gran confusión .

Eramos excelentes casters. Los pescadores nos prodigaban admiración, por nuestra seudo habilidad en el manejo de una caña .Pero en esa mezquindad propia de los humanos, terminaban por asociar nuestro mérito con la vara mágica que utilizamos y eran ellos...nuestra primera captura. Terminaban comprando la misma caña del ídolo, pero los resultados no eran los mismos . El sueño de imitarlos, no les permitía distinguir que lo mismo podían hacerlo con una mojarrera. Nunca la mayor tecnología podría suplir la pasión que algunos pusimos en manejar este juguete .

Que veo en la actualidad... lo mismo. Sin duda, los pescadores se renuevan y la mayoría sigue comprando el mismo circo. Que mantienen a rajatabla el mismo concepto: manejar el equipo para generar ventas. Pero aquellos pescadores y los actuales de pescar... nada. Pesan más los kilometros que lanzamos, que la presentación. Son tan hábiles en la precisión, como si lo hicieran con un 12/70. Pero la gilada retumba asombrada. Montan una escenografía de ballet , que de hacerlo en un río, pasarían a formar parte del ecosistema en el acto, pero de pescar...nada .

Esto... lo escribo, no desde mi sapiencia. He sido un abanderado de la ignorancia. Hoy y después de tantos años, me conservo como escolta.

Los disculpo, si consideraran inapropiado mi razonamiento pero, no serían originales al respecto. Soy un pescador... que cometió el error de investigar que comían las truchas en sus ríos , una verdadera irresponsabilidad. Pretender cambiar excelentes moscas operativas en Irlanda o en Montana, con algo parecido en nuestros ríos cuyanos . Un sacrilegio. Eran truchas y su dieta debía ser la misma, aún sin tener una sóla especie idéntica al hemisferio norte.

Los nombres sajones tenían mayor musicalidad mosquera, que las que mi amigo Benito, había empezado a considerar .

Mi sueño sigue siendo... que existan tantas escuelas en el país, como diferencias de ámbitos pudiésemos considerar . Pero no hay creatividad, sino surge la necesidad . Mi satisfacción ... los jovenes, que hoy están comprendiendo que los éxitos de antaño, solo acumulan fracasos.

Nuestras señoritas amigas nos califican, y por supuesto los que siguen involucrando que el milagro pasa por el equipo; si hoy se pescara en proporción a la inversión, no existiría nada en nuestros ríos. Pero la naturaleza sigue contando con su mayor aliado: la ignorancia de los pescadores. Mis jóvenes amigos pescadores serranos, han comprendido la realidad del acercamiento, lo absurdo de volar la línea por sobre las truchas, tantas veces como su ineptitud les exija. La mayor pulcritud en su presentación, el esmero de los elementos... nunca considerados por la mayoría de los pescadores: el leader y su relación con la línea y su anzuelo. La única preocupación ... su costo. Un equipo de muchos verdes... falla por monedas. Muchas veces ayudados por el desconocimiento de los mismos proveedores, de estos elementos.

Pero como dicen los más jóvenes ¡Esta todo bien!. Hoy, como nunca, deposito mi mayor confianza en rescatar el verdadero espíritu de nuestra técnica. Algunos grupos, carentes de personalidad, seguirán vegetando sin aportar nada al futuro como hasta ahora ; otros... los inquietos, consolidarán cada vez más sus compromisos en la realidad de sus truchas . Se irán apartando cada vez más del circo. Su evolución, les permitirá apartarse de los mensajes vacíos de siempre .

Ya escribí alguna vez que Discepolo debió ser mosquero. Hoy cualquier porquería que flote te convierte en pescador de Dry . Y lo dicen en inglés para que suene a prestigioso. El mismo fly fisherman... no podría hacer flotar una mosca de pluma salvo, que se la sostenga la suegra desde abajo .

Al mismo tiempo tienen dudas de si la línea o la mosca primero. Lo más difícil ...entrar en el viento, y siguen casteando como cuando los teléfonos eran a manija ; lo más grave es que hoy , así lo siguen enseñando . ¡Discépolo por favor ayudá!...que al menos esto, sea distinto . Los muchachos siguen depositando confianza en lo que vendrá , la de tres manos de treinta pies.

Quizás algunos terminen por comprender, que nuestras limitaciones, más que cualquier otra técnica, no deben cambiar. Son las defensas que necesitan nuestros peces, para tener una proyección de futuro . El río necesita zonas infranqueables , reservorios de vida ,que nos posibilite seguir pescando peces silvestres , con esa cuota instintiva que se nos constituya en el verdadero desafio de pescar.END

Autor: Dario Pedemonte. De la carta escrita a Jorge Aguilar Rech de BTA.
Fotografía: Dario Pedemonte.
Edición: Jorge Aguillar Rech.
BROWN TROUT ARGENTINA copyryght 2.010

6 comentarios:

Renato dijo...

He tenido la fortuna de ver en acción a Darío las 2 veces que nos acompañó en Nqn, un verdadero caballero de la pesca y de la vida, un lujo, aún recuerdo su " practiquen" todo el tiempo, excelente la nota !
renato

NOEL dijo...

excelente dario!!!

Lugo dijo...

Muy buena nota, aveces lamentablemente la fiebre de las nuevas tecnologías nos hace olvidar la esencia de nuestro deporte.
Un abrazo.

Lugo dijo...

Muy buena nota, lamentablemente aveces la fiebre de las nuevas tecnologías nos hace perder la esencia de nuestro deporte.
Un abrazo.

Horacio dijo...

Por fin un pescador de verdad nos muestra que la pesca no son los costosos equipos que nos impone la sociedad de consumo a traves de los flyshops, sino mucho mas que eso. Es mas, explica que la esencia es lo importante y el equipo lo de menos.
horacio

Jorge Aguilar Rech dijo...

Queridos Pescadores , les estoy infinitamente agradecido por los comentarios tan afectuosos que hicieran a mi carta , son pensamientos simples como mi vida .Darío .