La escencia...

Consideramos al relato de una experiencia de pesca con mosca, como algo extremadamente sensorial. Desde lo visual y literario, cada salida de pesca se expresa libre de egoísmos, despojados de los espejismos de las recetas y con la permanente e inefable búsqueda de lo bueno, lo puro y perfecto.

Brown Trout del Río Rivadavia

Era por el 26 de Febrero de 2.009; Facundo Arrias, un excelente guía de pesca oriundo del Cholila, Provincia de Chubut y gran conocedor del Río Rivadavia, en el Parque Nacional Los Alerces, guiaba a Jay Rowland, un Canadiense de Vancouver.

En aguas de Río Rivadavia, donde el mismo baña la rivera del cálido Carrileufú Valley Lodge, las balsas estaban preparadas para la flotada... cuando Facundo, descubre una enorme Trucha Marrón entre los ramales de un árdol que caía en una de las entrantes del río.



Sigilosamente ingresa al agua...y tras algunos cortos cast técnicos y hábiles trabajos del engaño logra pinchar al macho de 5 kg. La lucha por librarse fue corta...por las características del medio y por la pericia del angler. La emosión de ese momento, la felicidad de Facundo...queda en los rincones de Carrileufú...con la certeza que hay una trucha mas grande ahí afuera.END

Autor: Jorge Aguilar Rech
Protagonista: Facundo Arrías
Fotos y Video : Jay Rowland
Agradecimiento especial: Ana de Arrías

Las Arco Iris del Rio Grande de San Luis.

Río Grande de las sierras puntanas. Sólo a kilómetros del Trapiche. Un lugar de difícil acceso donde se hace por tramos templo de la vida de las salmónidos. Por la ruta provincial número 9, a la altura de Carolina, se puede arribar a diferentes sectores del río. El primer encuentro es en la localidad homónima, a 35 km de la Ciudad Capital Puntana. Aquí... la pesca , era un verdadero poema, hoy como en otros ámbitos debido a la construcción de diques, presión de pesca... son solo recuerdos.
El segundo encuentro es a 80 km de la Ciudad, en el Valle de Pancanta, un lugar hermoso que esconde sorpresas en tamaños de capturas, se registraron alguna vez... Arco Iris de 3.5 kg, y mediando los 2kg.

Entre la localidad de Río Grande y el Valle de Pancanta existen 50 km de paraíso angler.Aquí...el río , solo es accesible por campos privados. Es en estos lugares en donde todavía se puede disfrutar de la virginidad de los ambientes, se respira la exquisita alquimia del flyfising y la naturaleza.
Estos campos no son inaccesibles. Debiendo solicitar autorización respectiva al propietario o cuidador del campo. La virginidad en este sector está dada por la distancia del río a los caminos, horas de senderos rocosos y vertientes, nos esperan... cada vez que visitamos de sus aguas.
Bien nacido en La Carolina, volcando su caudal en la endicada olla de La Florida. Su pequeño curso puntano es alimentado por arroyos que afluyen permanentemente.
El desafío de su pesca es la de hacerlo en un río encajonado, en donde sus truchas Arco Iris son extremadamente selectivas a la hora de tomar engaños.

Su fisonomía... su caudal y ciertos factores climáticos, le otorgan características propias que lo hacen un ámbito particular, en el cual se desarrolla una amplia gama de insectos entre los que se reconocen principalmente odonatos, pequeñas efémeras, hemípteros, heterópteros, tricópteros, dípteros, coleópteros, himenópteros, y ortópteros de los mas variados colores.
Todos estos sumado a pequeños reptiles, anuros; bagres y mojarras ... los que constituyen la principal dieta de las hermosas arco iris que habitan este río.
Existen en su curso pampeano , enormes pools de hasta 10 m de profundidad, cortos rifles, marcados run, y escaleras.

La escasa información disponible, sobre la entomología de la zona... llevo a pensar a muchos flyfishers, que no existían en el río, insectos del orden plecóptero. Pero recientes de estudios de la gente de Biología de la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia de la U.N.S.L., dieron a conocer la presencia de estos insectos.

Cabe aclarar que existe un muy bajo desarrollo y extensión, de los plecópteros en la zona, esto debido a la falta de concentración de oxigeno en el agua, y la temperatura de la misma, como consecuencia de ciertas condiciones climáticas y geológicas. Por ende la presencia de este orden, solo está dada, en lugares sectorizados del río. Por lo que estos insectos pasan a ser parte de un menú secundario en la dieta de las truchas puntanas. Generalmente cuando pescamos con Stone... las truchas toman el engaño por irritación o por ejemplo las Stone negras posiblemente son un atractivo simplemente por que imitan una chinche acuática del mismo color.


Marzo...mediado de mes. Nos ubicamos un poco mas arriba de la confluencia de Arroyo Salto de la Negra Libre ... donde existen buenas capturas. Repletos de ninfas y secas .Optamos por equipo liviano...# 3 , preparándonos para las truchas soñadas y por ahora en el recuerdo 1,5 kg . Las captura comenzaros a alimentar nuestra espectativa.

Las Prince ...también la Travis BH Black Stone en anzuelo # 12, la Masarta y Damsel Plumarí...tentaron a las Arco Iris de las sierras.
Eran las 17:00 hs de la tarde mágica y las cáddis, efímeras y midges querían hacerse plumas. Y así fue...paulatinamente las truchas se pinchaban a las secas a la hora del crepúsculo serrano.
Un líder de 12 pies y Tippets de 0,70 m a 1, 20m expresándose en finÍsimos 5 x.LA Royal HUmpy fue la protagonista de las aguas. Son comunes en el río las eclosiones de Efémeras y tricópteros, generalmente durante la tarde, es por eso que la llamo la hora mágica , estas eclosiones ponen a prueba la sutileza, la delicadeza y la precisión al momento de la captura. La importancia de la diferencia en las capturas lo hacia un lastre en las ninfas y un Strike Indicator. Clavar en las aguas del Río Grande es difícil. Necesariamente me exigió un control total. Para los amantes de las ninfas, este es un río ideal, para aquellos que usan las técnicas al máximo, ahora bien la deriva es efectiva siempre y cuando, le demos un movimiento extra a la mosca. Las quietas aguas de este río, no permiten errores, una mosca derivando, sin ningún movimiento extra, resulta imperceptible y no llama la atención de las arco iris expectantes. La presentación en aguas tan tranquilas resulta, el factor más importante en el momento de la pesca, la quietud del ambiente, nos obliga a posicionarnos correctamente, y a presentar la mosca, en el lugar preciso, y con la sutileza del ala de una efémera. La mínima fisura, y todo se convierte a una sola cosa... decepción.
Durante el día ... uno típico de verano, podemos practicar con las Grass Hopper, las imitaciones de langostas resultan eficaces, y divertidas, siempre en colores grises, verdes, y llegando a marzo, en colores verde fuerte y amarillo.

Entre los meces de Marzo y Mayo, cuando las temperaturas bajan...el río, presenta los máximos caudales, con truchas que se han alimentado toda la primavera y el verano, y se encuentran gordas y saludables, muy combativas a la hora de la captura. Existe la opción de noviembre, pero no es tan buena como la anterior. Durante el verano se pueden elegir los días frescos...y tal vez la pesca en un día común de enero, se verá restringida solo a las primeras horas de la mañana y a ultimas de la tarde, ya que la temperatura del agua llegara a los 25°c y las truchas pierden por completo su apetito.

Leí una vez unas palabras de un pescador Neozelandés, que decía -las truchas más desmoralizadoras son las truchas grandes-... eso es lo que sucede en este río. Las truchas chicas permiten mínimos errores, en algunos días de mucho pique, con aguas claras, y frescas. Ahora... las truchas grandes... que son pocas, no admiten error alguno. Y si no hacemos las cosas bien, puedo decir que... tomamos un camino directo a desmoralizarnos, y más... en este río en donde la oportunidad de enfrentarnos con un pez grande de 1 a 2 kg, es casi única y se repite 2 o tres veces en el día. Digo enfrentarnos, porque en este lugar, nos enfrentamos mano a mano como en un juego de ajedrez, diría nuestro extrañado Mel,- jaque mate, una pieza en movimiento, un cara a cara, pez vs pescador, si nos vio antes, se va, si lo vimos antes tenemos una oportunidad solo una-.
Los equipos que acompañan esta salida son cañas de 7 u 8 pies del # 1, al 3. Líneas F, FS, y S, ésta última solo en algunas ocasiones puede ser requerida: días de verano muy calurosos, medio días calurosos, o pools enormes que requieran llegar al fondo donde se encuentran las grandes. Las plumas necesarias en mi caja de secas y en mi caja de ninfas ...son efémeras color beige y gris (en anzuelos del # 14 y 12 con excepciones en anzuelo # 10 ), Tricópteros color negro, y beige, libélulas en tonos grises, dípteros en color gris. Me alegran las tardes las hormigas negras, escarabajos negros, y langostas de color verde y gris. Los odonatos, damsel y dragón, debido a la gran abundancia de estos insectos en este ámbito, son efectivas las imitaciones de efémeras como masartas, pheasant tail, y Stone pequeñas en color negro, como la Travis BH Black Stone, no nos podemos olvidar de la famosa y efectiva Prince. Los alambre # 14 al 10.

El Río Grande es un río con una enorme humildad, esperando en la quietud que lo caracteriza, a cada uno de nosotros los mosqueros, es parte de un paisaje increíble que mezcla los colores rojos de la tarde con el verde de sus campos, ... en cada momento del día, las frescas mañanas con el olor a yerbas, y las tardes grises con juegos de luces y eclosiones. END

Autores: Sebastian Pagano y Jorge Aguilar Rech.
Fotografia: Sebastian Pagano.

El Dueño del Arroyo Grande de la Quebrada

Un mes de Enero caluroso… como cientos e interminables del mendocino verano.
Liliana ese sábado, me acompañaba una vez más. Como en incontables salidas. Mi compañera y fotógrafa… mi amiga y alumna consentida.
El arroyo Grande de la Quebrada…el Manzano de miles de pescadores. Ese día me esperaba fresco, casi frío. A punto de la llovizna que baja en nubes desde la quebrada.

El campamento y un buen vino en la mesa, anticipaban mis primeras incursiones. Así rumbeamos hacia el Refugio Portináris donde hice los primeros tiros. La quincena de grados se sentían en mi piel y me invitaban por momentos a abrigarme.


Arme mi SAGE SLT #3, con una estratégica línea de flote finalizada con un brider de flote y tippet de 0,50 m del calibre 3x. Mi engaño…una malintencionada Great Day… una Stone Fly atada por mí.
Seguí caminando…cauto entre las matorras y los enmarañados senderos del arroyo.


Me posicioné estratégicamente en una orilla del run… el cual se profundizaba al chocar con la barranca. Mi primer tiro advirtió la emoción para cuando el segundo, tocara el agua… una enérgica contorsión de lomos pardos, tomaran mi mosca. La Fontinallis presa… parecía poseída… en algún momento pensé que se había enganchado en una roca. Pero al instante ahí estaba peleando por liberarse. Era un macho viejo… se le notaba, su forma, sus ojos y en su color. Denunciaban su enojo, su furia al haber sido engañado, pinchado y vencido. Los años que habían pasado, le habían dado experiencia pero algo lo había desconcertado. La corta batalla para evitar el stress fue la antesala para la inmediata devolución .



La euforia y la satisfacción de haber ganado al viejo… al patrón…al dueño del páramo…simplemente fue inigualable. También vinieron otras…caminando río abajo, llegando al Capital Lemos…pozo visitado por los lugareños por su alta calidad. Así entonces lo tomo desde lo cercano y luego posiciono la mosca al lejano opuesto de la rivera.

Toma mi engaño una ejemplar Trucha Arco Iris de 1,200 kg. Hermosa, enérgica, vivaz. Ubicada justo donde estaba cantado donde terminaba la espuma blanca y el agua se hacia pozon. Había sido engañada por la deriva planeada de la ninfa, Estaba posicionada para visualizar la comida que caía desde la cascada.
La corta batalla posibilito su liberación.



Seguí mi rumbo río abajo…con mi compañera fotógrafa. Llegábamos al Refugio Lemos y los tamaños iban en disminución. Pero no así la cantidad de las capturas.
Me esperaba el Pozon Geriátrico… antes del Puente de los Puntanos, llamado así porque es un pozon escuela, fácil, predecible, rendidor. El fin de la jornada fue de muchas Arco Iris pinchadas por mi Masarta en alambre #14.
La tarde me daba rumbo a un infernal Viento Zonda en la ciudad…quedando en mis recuerdos… y, sospecho que en los de él también… el día en que vencí al dueño del Arroyo Grande de la Quebrada. END







Autor: Walter Viel
Protagonista: Walter Viel
Contextualización Narrativa: Jorge Aguilar Rech
Fotografia: Liliana de Viel

Walter Viel.La inconmensurable sencillez de un gigante.

Una breve historia de vida, de uno de los personajes más significativos de la cultura Mosquera Mendocina. Una experiencia de vida dedicada a la mosca y sus infinitos encantos.
Walter es Instructor Profesional de Pesca con Mosca desde 1995, Instructor de la Asociación Mendocina de Pesca con Mosca y de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca. Además Instructor Certificado de la Escuela de Mel Krieger.



Los comienzos.

Río Chimehuín. Su inicio, su gran amigo…Amigo silente de caminatas incansables y excitadas capturas. El río lo conoce a él… y el al río.
Una relación intima entre el hombre y el ambiente. Hace más de tres décadas, el joven Walter caminaba por sus sendas… cuando esa visión frecuente y hasta mitológica del delgado Benito lo encuentra.
Recuerdo ese día… comenta. Benito se acercó a mí y me preguntó con que estaba pescando. Al mostrar mis moscas hechas con pelo de cepillo, mucho empeño y otras pelusas. Benito las observó sorprendido y emitió una frase perdurable en mis recuerdos: -¡Solo se que no se nada! A partir de ahí, fue fiel alumno de Pérez, el que le enseño a castear y a atar desde los comienzos.
Nunca olvida su bautismo de escamas en Junín de los Andes… en Río Chimehuín. Mojando una emblemática Fuzzy Guzzy montada sobre un Reel Shakespeare y una vara Daiwa. No sabia lanzar…hacía solamente trolling y deriva cuando el bondadoso vientre del río, le regalo su primera captura…una Fontinallis de 1,5 kg.
Allá por el ´85 lo encuentra colaborando con un Fly Shops de Mendoza, inducido por su ardiente pasión por las plumas… por el río de amigos, y las truchas sin dueños. La Asociación Argentina de Pesca con Mosca lo avala, lo reconoce y recomienda.


-¿Que es para vos la pesca con mosca?
La pesca con mosca es para Walter una forma de vivir. Es apasionante la incertidumbre de haber atado un engaño…resultado de la lectura minuciosa del ámbito, caminar, recorres, la emoción latente de la expectativa del pique… Es un instinto ancestral.


-¿Catch and Release?
La captura bondadosa y sin sacrificio al animal y la devolución acorde, es devolver vida a la vida. Respetando la reglamentación y estar capacitados y consientes de los métodos de ambos.



- Un ambiente.
Un ambiente ideal para mi es el Arroyo Grande de la Quebrada. Su frescura y misterio. Un curso técnico donde el animal es altamente selectivo y el río es selectivo con el pescador. Requiere de infinita paciencia, poder de observación, capacidad de selección y elección del engaño. La trucha es enormemente hábil y exige engaños bien presentados, de excelentes patrones y delicados movimientos.
De por sí es un enamorado de los ríos y arroyos de montaña. Sus ojos de pronto brillan… y su color, en sus gentiles facciones delata la emoción y la plenitud de los momentos vividos en la Boca del Chimehuín, en el Malleo, alabando las capturas nobles de cada uno de ellos.




- Una Trucha.
Una trucha ansiada, preferida, buscada y extrañada no es solo una, sino dos…las Arco Iris y las Marrones de Piedra del Águila en el Limay Medio.


- Una Mosca.
No tengo una mosca eterna, que permanezca intacta. Creo que las truchas aprenden con que patrón fueron pinchadas y esto nos lleva a tener que engañarlas con nuevos y renovados formatos y comportamientos.
Un engaño óptimo y adictivo es la seca, aunque las ninfas me atraen bastante.
Siendo una constante que cuando funciona una mosca en un ámbito… la cambio para poder darle más posibilidades al pez.

- Un referente en tu vida mosquera.
Un gran referente como instructor el Mel Krieguer y el gran pescador Benito Pérez. De ellos hereda su amor incondicional a la docencia, dedicando innumerables horas a ella en forma privada y para la Asociación Mendocina de Pesca con Mosca.
De pronto hace una pausa y con un gran gesto de humildad dice: - Transmito todo los que aprendí… para que llevármelo. Me gusta ayudar, disfrutar del aprendiz de si hambre de conocimiento. La única ventaja que tengo con ellos… es que yo aprendí un poco antes que ellos-.



- El futuro para nuestros ambientes.

Creo en un futuro benevolente. Actualmente hay mucha gente trabajando seriamente en el recurso, el ambiente, los estudios y la reglamentación. Hoy es mal visto y evidenciado actos de vandalismo, perdición y deterioro al medio ambiente, cosa que hace unos años no pasaba. Esto es el principio de un gran trabajo. Hoy debemos practicar la pesca responsable y acorde al reglamento. Así mantener el equilibro del medio.
Y hablando de futuro, y pasado como en una alquimia de elementos y recuerdos surge desde sus pensamientos algo que su amigo le había cotado e impregno su memoria:
-Que la Trucha de tus sueños… no se transforme en una obsesión. Porque los sueños son realizables…los obsesiones…frustrantes.-

Con su inmensa humanidad; y la humildad de los que saben… la de los hombres de bien, con ese don de gentes, personas como él… hacen elite este deporte.
Nos despedimos con un fuerte abrazo. El río lo estaba llamando…END


Autor: Jorge Aguilar Rech
Fotografía:Familia Viel

Las Pequeñas Arco Iris de Blanco Encalada

Era una espléndida tarde de verano adentro. De esas que van anticipando el mágico otoño en Mendoza. Las que anticipan el letárgo de colores, con calor prudente y brisas frescas. Ya el verano no se animaba a calentar ...
Tome mi caña, mi bolso negro cargado de historias y me fuí al orillas del Río Mendoza. Al llegar... apresurado por las dos horas de pesca que restaban a la jornada, por segundos... me pareció ingresar a una postal de Córdoba... un río lleno de persona, personajes y ruidos.

Nada más aterrador para un pescador con mosca. Pero... tomé coraje y, a la voz de Eduardo Poblete, que me había anticipado en la mañana unos magníficos resultados, traté de aislarme...uir...alejarme, buscando el silencio de las voces, de los motores y los hombres; hallándola solo a unos cientos de metros de ahí... donde solo hablaban la brisa entre las cortadera y el aspero canto del agua.
Al llegar a la vera del río... me encuentro con Sergio Messias, un gran compañero de pesca. Había comenzado la jornada minutos antes con resultados excelentes. Eso si...anticipó, - son chicas-.
Tomando una distancia prudente, me incliné a tomar la temperatura del agua...leí unos 20 º C. Una buena temperatura. El viento rachero soplabla casi siempre de Sur a Norte deslizandose por el cajosn hacia rio abajo. El mismo que traia algunos insectos alados a la tension del agua.


El páramo donde nos ayabamos era conocido pero a la vez habia cambiado un poco. Había más agua y las zonas de costa se habían inhundado recientemente.
Los tubos zumbaban fuertemente... atemorizaban.

El casteo se demoró...caminando de un lado a otro intentando buscar un sitio óptimo. Al final lo hallé. Tras una cortadera en el límite de la corriente secundaria y la terciaria...una prometedora y enorme V. Ahí entonces lance mi Prince Lastrada. Haciendo inmediato Mending Negativo para derivar la ninfa naturalmente. No alcanzaron tres casteos con la misma técnica cuando un pequeño estallido sorprendió mi muñeca y los sentidos. La Arco Iris corría rápidamente. Caña en alto y no alcanzaba a tomar línea... la caña #4 era tal vez un tanto grande. La devolución de la trucha fue inmediata dentro del ámbito del agua. Así se sucedían las capturas entre Sergio y yo. Las variante a la Prince fue una Woolly Bugger Olive trabajada en la coriente más rápida, donde obtuvo resultados igualmente.

video

También podes ver el video en nuestro canal de You Tube:
http://www.youtube.com/watch?v=H-EVJ2pn_nM

En definitiva una jornada de exelente rendimiento. Muchas capturas en el orden de los 300 gr promedio. Divertidas y sanas. Al caer las luces, como manda la religión y el frío en nuestras manos...emprendimos la retirada. Como siempre prometiéndonos en silencio... -nos volveremos a ver. END

Autor: Jorge Aguilar Rech.
Colaboracion: ...y una enorme alegría de pescar con él, Sergio Messias
.

El letargo de Potrerillos.

Es avanzando Marzo y el calor no cede. A punto de ingresar en el equinoccio de otoño, las temperaturas aún no se enteran. Las condiciones óptimas de principio de temporada se disiparon entre estos grados de temperatura extra y la presión de pesca de anglers, visitas y demás. Lejos de mirar esto como un derrotero de malas a peor, es una condicionante más , para l p'esca, a tener en cuenta a la hora de elegir este ámbito de de aguas quietas.


Este calentamiento responde a un comportamiento global, la Patagonia sufre las mismas condiciones. Ríos turbios, crecidos, hielos que ya no están... sin mencionar las truchas ciegas del fin del mundo. Generalmente los ríos deberían haber comenzado a bajar en el mes de Diciembre, considerando las buenas nevadas del invierno. La temperatura a partir de mediados de este mes supero la media de los 28º C.

El sistema Río Mendoza Alto, Dique Potrerillos y Río Mendoza Bajo, estaría sufriendo este proceso global con el agravante que, el gran espejo funcionaria como catalizador de temperatiras, arrojando aguas mas calientes al sistema del Río Mendoza post dique.
Todo este fenómeno tiene gran influencia en las truchas. En especial la Truchas Marrones que por su naturaleza precisan mas oxigeno que las Trucha Arco Iris. La merma de los rendimientos del Dique no es sino reflejo de esta situación sumado a que considerando estas deberíamos cambiar algunas formulas de éxito anteriores. La pesca en estas condiciones, resultara en el mejor de los casos con captura de tamaño medio y pequeño... las grandes se aletargan mas acentuadamente en el fondo. Las grandes perciben mas profundamente este cambio dado que necesitan mas oxigeno por cm3 de masa corporal para seguir vitales.

En el Dique Potrerillos deberíamos buscar en profundos pozos de lama, en el fondo mismo... y aun así podríamos no tentar al animal. La trucha esta inactiva. Las truchas mas pequeñas quizás sean las mas activas por que están freneticamente buscando condiciones de temperatura y oxigeno mas favorables y no poseen tanta reserva energética. Ante este panorama... comenzaríamos a utilizar técnicas un poco distintas a las que hemos venido practicando el estas aguas quietas. Primeramente afinaria el tippet, de un 3 x habitual a un 4 o 5x; posteriormente guardaria agradecido mis streamer del alma y tomaría mis ninfas y secas preferidas para esta ocasión. Los streamer funcionas eficazmente y con ello no descarto resultados eventuales, cuando la trucha esta activa ...voraz....atacante. La actual temperatura favorece las eclosiones, por ello es indispensable pensar en secas y ninfas. Así comenzaríamos a tentar alguna trucha mediana a pequeña con mayor probabilidad .

Una variante dentro de las secas podría ser la utilización de alguna Atracttor, saliendo de los tamaños habituales pero es un recurso potencialmente valido y recomendable. Podríamos laurearnos con alguna seca tipo Caddis. Las ninfas darán buen resultados las Emerger., Prince Bead Head, Hare Ear, Dragon Fly y Damsel.

Dentro del ámbito del dique podríamos conciderará, la utilización de secas en lugares donde el viento por condiciones geográficas y direccionales del mismo, provoque determinada oxigenación... es ahí donde las arco iris la tomaran.Generalmente las isotermas de la región determinan corrientes y brisas de aire entre los entornos de tiempo que van desde media mañana hasta la hora de la oración. Llamada así en mis añorados pagos... al crepúsculo mágico.


Las ninfas mojadas en distintos horarios pero cercanos a formaciones rocosas y vegetales.Es necesario un peso establecido por lastre o split para que la ninfa se hunda conciderablemente. Debemos estar atentos a las temperaturas promedio, que tienden a ser amables con el otoño y con los pescadores entrado mayo, donde podría majorar la actividad y sorprendernos nuevamente una potente marrón la cuales comensarán su migración hacia desovad eros.La esperanza centrada en esta época de fin de temporada nos espera con el pulso sensinble ... los sentidos agudos, esperando desencantar ...de este letargo a nuestras truchas... y la inconmensurable ansiedad de pinchar una grande. END.

Autor: Jorge Aguilar Rech
Fotos: Luis Martinelli
Agradecimiento Especial: Diego Guglielmi

Las Enérgicas Carpas del Río Quinto

Aguas de Gigantes... así es como se refieren los pescadores de la zona a lo que era, en su momento el mejor pesqueros de la Provincia de San Luis, el Río Quinto. Un río de gran caudal, aguas claras, y frias, que alojaban las mejores y mas grandes truchas de la Provincia de San Luis... historias que hablan de truchas de 2, 3 y 4 kg. Historias que entristecen la mirada de aquellos que lo conocieron, historias que se fueron para no volver. Hoy solo es leyenda, hoy solo son recuerdos que vuelven a la memoria mientras caminamos a la vera del río, recuerdos que llenan de añoranza a mis compañeros de pesca.
Para mí... es dirente, apenas pesque sus aguas, el sentimiento no era el sentimiento no era el mismo, pero si puedo sentir algo de enojo por lo que era y por como es hoy.

Hace dos años aproximadamente el arreglo de una de las valvulas de cierre del dique La Florida, del cual nace este éste río, provocó un brusco descenso en el caudal del mismo, dando muerte a las Arco Iris que lo habitaban, el bajo nivel de oxigenación de las agua estancas en los pozones, y la temperatura del agua permitió el desarrollo y la proliferacion de una de las especies menos apreciadas por los pescadores argentinos, pero si muy apreciada por los europeos, Cyprinus Carpio...La Carpa.


Hoy sus agua poco trans`parentes y abundantes, estan superpobladas por esta especie, para mí casi tan importante como los salmónidos. Un pez difícil de capturar con mosca, y de gran valor deportivo, aunque muchos o la mayoría no piense lo mismo.

El día martes 17 de febrero decidimos pescar el río quinto en la zona inmediata a la salida del dique La Florida, salimos a las 16 hs para arribar al lugar a las 17:00 pm aproximadamente, sólo 2 hs de pesca, con el objetivo de ver el estado del río después de las abundantes lluvias de verano.

Mis compañeros tenían la esperanza de encontrar alguna trucha, en mi caso el objetivo era otro, la pesca de Carpas con Mosca.

Pescar carpas con mosca no es tarea fácil, no es como dicen la mayoría, un pez estúpido, los Ciprínidos a diferencia de los Salmónidos presentan sentidos aun mas agudizados, el solo hecho de sentir nuestra presencia, sin habernos visto, provoca en ellos, un mecanismo de defensa que se traduce en dejar de alimentarse, por ende si no nos han visto pero sienten peligro, no tomaran nuestra mosca por más sutíles que seamos en la presentación.

La Carpa, es un pez omnívoro, su alimentación se basa en semillas, ovas de otros peces, crustáceos, lombrices, e insectos, en su estado larval, como ninfa o como adulto. Entonces ...

¿ porque no pescar carpas con moscas?

Creo que reúne todas las condiciones como para ser considerado un pez deportivo.

Esa tarde llegamos al río y solo habían carpas y algunos alevinos de truchas, para mí no era un problema, trate de tomar las cosas desde otro punto de vista, el positivo; y dedicarme a aplicar las técnicas de pesca de carpa con mosca. De los cuales puedo mencionar uno en especial el del famoso pescador y atador, Dave Withlock.

Puedo mencionar realmente que este articulo me guió sobre que moscas usar, y sobre como actuar una vez situado frente al río. Es así que ese día, frente al hermoso Río Quinto, con un equipo #3 con línea de flote, leader de monofilamento, y una ninfa Pheasant Tail con Bead Head, atada a mi tipet 3x, me sumergí en la aventura de pescar carpas con mosca obviando totalmente la búsqueda de alguna trucha perdida.

En un principio fallé... decidí alejarme del grupo, y concentrarme en mi tarea. Y finalmente se vieron los resultados.

Hago un lance corto, en una posición realmente incómoda... sentado sobre mi pierna, a la orilla de un enorme pozón. Localizo una carpa que no vio mi mosca... a tan sólo unos diez centímetros de la misma. Evito los movimientos bruscos y espero. El pez se aleja a nado lento, sin asustarse, entonces otro lance corto y espero unos segundos, visualizo 2 carpas a mi derecha nadando por la orilla. Dejo mi mosca en el agua sin realizar movimiento alguno, cuando se acercan a unos 30 cm de la misma, le imprimo un suave movimiento a la ninfa, tan solo con un pequeño tirón de línea, es en ese momento que una de las carpas se desvía de su trayectoria y toma mi mosca, una tomada suave, e inmediatamente me levanto y clavo. Una corrida tras otra, mucha fuerza y mi caña # 3 al límite, se arquea sin descanso, no hay saltos ...solo fuerza y largas corridas que terminan por sacar mi cola de rata afuera, y unos metros de backing, finalmente después de unos 15 minutos de lucha, la logro llevar a la orilla y con la ayuda de mis compañeros la pongo sobre mi caña y sobre mis manos para las fotos, un ejemplar de 2,800 kg, que doblo el anzuelo de mi mosca arruinándola por completo. La alegría se asemeja a la captura de una trucha.

La tarde llega finalmente y con ella el regreso. El río no es el mismo de antes ya no están las truchas de las historias... ya no son aguas de aquellos gigantes. Ahora es el turno de las luchadoras Carpas.


Autor: Sebastián Pagano para Brown Trout Argentina.

Fotografia: Sebastian Pagano.

Edición: Jorge Aguilar Rech.

Las Moscas Saladas de Chile Central

Febrero... costa del Pacifico chileno. Precisamente en la línea de las rocas y arenas que se bañan entre Cochoa y Parador Miramar. Un sueño...una inquitud ...un fuerte sentimiento de pescar en esas aguas raras... para mi pescador de montaña. Acompañado siempre por el temor de lo que uno no conoce.
Todo comenzo esa mañana cuando el conocedor local, Ernesto Irrazuris pescaba de paso por Cochoa. Su objetivo era la Corvina Negra. Un animal sumamente fuerte que se acercaba a las playas a alimentarse.

También yo...quería alimentarme; de las respuestas a mil cuestiones que Ernesto con su inmensa simplesay rustica sabiduría... respondería.
El sistema costero de este sector se basa principalmente en formaciones alternadas de playas y rocas. En las playas, podremos observar líenas de profundidad (lo que llamaríamos comunmente veriles) que se mueven rápidamente acorde a las corrientes locales, marea y oleaje entre los 14 y 25 metros aproximadamente. Las inalterables rocas albergan sus grietas duros Cochayuyuos. Cochoa es hoy un pesquero con historias. Historias de buenas capturas pero, lejanas...ausentes, casi míticas. La zona tiene buenos pozos, buenas costas. En la mañana temprano se podian ver corvinas avanzar la rompiente para ganar algunas pulgas.
Pero la presion de pesca constante sumada a la inminente contaminacion han alejado a los peces.


Eran avanzadas las 8:00 AM , nuestra caminata juntos nos llevo al puente de Reñaca, donde él realmente iba. Era ahí.. cuando la primera mosca Minow Orange (atada en anzuelo degradable #3 , cabeza minow roja, cuerpo de Lana Naranja y lastre, de plomo, Cuerpo de Marabu Naranja con mucho Flash, Hacle de Gallo y laterales del mismo material) ,se salan por vez primera; fueron muchas las ganas como los lanzamientos. Lïnea armada sobre multifilamento con un gran split shoot de 50 gramos y un lider de 5 pies 2x. La estrategia era simple: desde un peñasco lanzar en abanico antihorario y terminar lanzando hacia la rompiente desde atrás.
Las gaviotas de esa hora con sus estridentes chillidos volaban a metros de mi. Intentaba por momentos sustraerme del lugar y pensar como pensaría ella...lahora la corvina. IConfiezo ...me sentia extraño, como engañando a una Arco Iris soñada....casi adultero. Intentando por momentos tomar conductas similares a los salmónidos.
Permanente consultor de mis custionamientos, mi improvisado y oportuno guií, me sugería -más a la costa-. El sentido común me indicaba en cada tiro, lo contrario y mis músculos me engañaban. El viento no era problema dado el peso del split shoot...era mi voluntad ...y mi practica truchera el problema verdadero. Fue cuando la mosca casi cáe en la costa arenosa, al instante, me encu
entro con una sucesión de jalones , levanto y la inmensa corrida hacia adentro me acelera los pulsos. La fuerza era uniforme sin sobresaltos...solo podía frenar prudentemente el carrete, porque en realidad...y esto es una regla del mar...no sabía que habia prendido.

El grito de
Ernesto anticipa, CORVINA. Con gran agitacion traigo, mientras la corrida se hacia profunda y de pronto.... volvía a mí. a contra marcha Así mis manos no alcanzaban y mis ancias tampoco. Unos pocos minutos duro la batalla. Cuando con pies mojados tomo la captura y la mido. Un excelente animal de fuerza incontinente. Acostumbrada a comer el las fuerte corriente y olas de la costa.

Inmediatamente Nicolas, mi hijo...toma la cámara y la captura en imagen, sobre un improvisado escenario de profano PVC. Sorpresa para el pescador lugareño dado que me aseguraba que la mosca no andaba para esa zona. Recordaba en mi interior decenas de capturas de corvinas, lenguados y pejerreyes con mosca en la zona, con mi entrañable amigo Pato, artesano del Muelle Vergara pero, cobre mi silencio... como tesoro de pescador.


El acuerdo fue.... reencontrarnos al crepúsculo en la zona del Miramar., y así fue. Al llegar...lo miraba desde las escaleras de la mínima playa dejada por la subiente ... Saludo a mi compañero y me dirijo a un rincón a armar mi equipo, esta vez utilizé una vara #6 de accion media con linea especial, construida por el conocedor. Era muy simple un running de multifilamento de 200 metros , el torpedo era un split shoot de unos 30 grs, y a partir de ahi un lider conico de 7,5 pies terminado en tiped 2 x . Ivamos en busca de un pez que entraba a la marea creciente a esa hora, a las 20:00 pm, a esas bañadas arenas... el RÓBALO. La tecnica sujerida por el conocedor fue simple ...a solo diéz metros de la línea de ola muerta, donde hace espuma la misma. Sabía que mi equipo lo lograría en esas condiciones de viento a favor. Se sucedieron mil y un lances, cuando ya la tarde roja del mar se vestia de negro Valparaiso, mi mosca es tomada por un Róbalo de tres kilos que corre aguas adentro... más de cien metros de bucking tomó el retroceso del pez. Levantando la caña y trallendo más allá de la capacidad, pero sin pausa. Al llegar a la rompiente nuevamente escapaba hacia la mar ... asi durante unos veinte minutos. Cuando el cansancio la llevó a la espuma que lame la arena y se hizo captura al fin. Mi copo dulce... se salo nuevammente y se expandió al máximo. Las aletas dorsales del pez se agitaban tratando de tomar ventaja. Una gran pelea....en un planeta extraño...otras imagenes y sonidos, otros códigos, pero en fin... las mismas plumas de mi caja impregnadas de sal. END

Autor: Jorge Aguilar Rech
Fotografias: Nicolas Aguilar y Benjamin Aguilar
Agradecimientos: al conocedor Ernesto Irrazuris.