El letargo de Potrerillos.

Es avanzando Marzo y el calor no cede. A punto de ingresar en el equinoccio de otoño, las temperaturas aún no se enteran. Las condiciones óptimas de principio de temporada se disiparon entre estos grados de temperatura extra y la presión de pesca de anglers, visitas y demás. Lejos de mirar esto como un derrotero de malas a peor, es una condicionante más , para l p'esca, a tener en cuenta a la hora de elegir este ámbito de de aguas quietas.


Este calentamiento responde a un comportamiento global, la Patagonia sufre las mismas condiciones. Ríos turbios, crecidos, hielos que ya no están... sin mencionar las truchas ciegas del fin del mundo. Generalmente los ríos deberían haber comenzado a bajar en el mes de Diciembre, considerando las buenas nevadas del invierno. La temperatura a partir de mediados de este mes supero la media de los 28º C.

El sistema Río Mendoza Alto, Dique Potrerillos y Río Mendoza Bajo, estaría sufriendo este proceso global con el agravante que, el gran espejo funcionaria como catalizador de temperatiras, arrojando aguas mas calientes al sistema del Río Mendoza post dique.
Todo este fenómeno tiene gran influencia en las truchas. En especial la Truchas Marrones que por su naturaleza precisan mas oxigeno que las Trucha Arco Iris. La merma de los rendimientos del Dique no es sino reflejo de esta situación sumado a que considerando estas deberíamos cambiar algunas formulas de éxito anteriores. La pesca en estas condiciones, resultara en el mejor de los casos con captura de tamaño medio y pequeño... las grandes se aletargan mas acentuadamente en el fondo. Las grandes perciben mas profundamente este cambio dado que necesitan mas oxigeno por cm3 de masa corporal para seguir vitales.

En el Dique Potrerillos deberíamos buscar en profundos pozos de lama, en el fondo mismo... y aun así podríamos no tentar al animal. La trucha esta inactiva. Las truchas mas pequeñas quizás sean las mas activas por que están freneticamente buscando condiciones de temperatura y oxigeno mas favorables y no poseen tanta reserva energética. Ante este panorama... comenzaríamos a utilizar técnicas un poco distintas a las que hemos venido practicando el estas aguas quietas. Primeramente afinaria el tippet, de un 3 x habitual a un 4 o 5x; posteriormente guardaria agradecido mis streamer del alma y tomaría mis ninfas y secas preferidas para esta ocasión. Los streamer funcionas eficazmente y con ello no descarto resultados eventuales, cuando la trucha esta activa ...voraz....atacante. La actual temperatura favorece las eclosiones, por ello es indispensable pensar en secas y ninfas. Así comenzaríamos a tentar alguna trucha mediana a pequeña con mayor probabilidad .

Una variante dentro de las secas podría ser la utilización de alguna Atracttor, saliendo de los tamaños habituales pero es un recurso potencialmente valido y recomendable. Podríamos laurearnos con alguna seca tipo Caddis. Las ninfas darán buen resultados las Emerger., Prince Bead Head, Hare Ear, Dragon Fly y Damsel.

Dentro del ámbito del dique podríamos conciderará, la utilización de secas en lugares donde el viento por condiciones geográficas y direccionales del mismo, provoque determinada oxigenación... es ahí donde las arco iris la tomaran.Generalmente las isotermas de la región determinan corrientes y brisas de aire entre los entornos de tiempo que van desde media mañana hasta la hora de la oración. Llamada así en mis añorados pagos... al crepúsculo mágico.


Las ninfas mojadas en distintos horarios pero cercanos a formaciones rocosas y vegetales.Es necesario un peso establecido por lastre o split para que la ninfa se hunda conciderablemente. Debemos estar atentos a las temperaturas promedio, que tienden a ser amables con el otoño y con los pescadores entrado mayo, donde podría majorar la actividad y sorprendernos nuevamente una potente marrón la cuales comensarán su migración hacia desovad eros.La esperanza centrada en esta época de fin de temporada nos espera con el pulso sensinble ... los sentidos agudos, esperando desencantar ...de este letargo a nuestras truchas... y la inconmensurable ansiedad de pinchar una grande. END.

Autor: Jorge Aguilar Rech
Fotos: Luis Martinelli
Agradecimiento Especial: Diego Guglielmi

No hay comentarios: