Pensamientos junto al rio.


La pesca con mosca es un efecto. Un efecto del ser...del alma, de la persona.

El mismo se enfrenta, a un practica milenaria...la pesca; a la cual, le infunde su humanidad, su búsqueda de perfección, su desafío a los limites del instinto perdido.

Su practica diferencia a sus actores. Tanto al pez, al ambiente y al pescador . Renunciando al tribal instinto y, refinando cada una de sus faces, para lograr así, un acto perfecto. Eso es arte
.END

Autor: Jorge Aguilar Rech
Fotografía: Catch Magazine
Edición: Jorge Aguilar Rech.

No hay comentarios: