La escencia...

Consideramos al relato de una experiencia de pesca con mosca, como algo extremadamente sensorial. Desde lo visual y literario, cada salida de pesca se expresa libre de egoísmos, despojados de los espejismos de las recetas y con la permanente e inefable búsqueda de lo bueno, lo puro y perfecto.

Captura y devolución. Fotografía y muerte.

Crónica de una muerte anunciada...

Siglo veinte cambalache, dijo el poeta. Y lo que va del veintiuno, ignoro como lo recordaremos.
El -sólo me interesa la pesca con mosca,  su futuro y el juego...- se ha transformado en la más grande hipocresía.

Las redes sociales, tan en boga en la actualidad, con su intrascendente ME GUSTA , NO ME GUSTA, convierte la vulgaridad y la ignorancia, en algo meritorio.

Tenemos cientos y miles de seguidores, cuyos  emoticones  aprueban la foto de un pez condenado a muerte. Eso sí... registrados por una cámara, uno de los tantos testimonios de la ignorancia.

Un pez capturado, no vive por mis deseos. Lo hará, por cómo será tratado en este juego que llamo pescar.

Nunca, un pez debiera ser separado del agua, de su medio. Le dará el oxigeno que necesita para vivir. La naturaleza... no le concede el tiempo de la pose, el tiempo de acomodar el equipo, probar la sonrisa más adecuada para su trascendente legión de seguidores.

Lo levantaremos fuera del agua, presionando sus zonas vitales, miren las manos del famoso, presionan las  branquias, corazón e hígado.  Exactamente sobre su aleta pectoral, de ser muy grande y pesado, su cabeza le obligará al reforzar la presión sobre la zona y que importa; él volverá al río. Así lo indica el reglamento. Solo que para morir. No se preocupen... otros vecinos se ocuparan de sus restos y nunca veremos el testimonio de nuestra hipocresía.

Los pescadores veteranos, ya no me importan. Alguna vez supe escribir:  -no me interesan los viejos (lo soy) que pregonan el conservacionismo demasiado tarde, si... los niños. La naturaleza hoy, no nos permitiría mayor destrucción.



Usemos este maravilloso  recurso, para cambiar hábitos nefastos, en el menor tiempo posible. La posibilidad de la informática, su celeridad y llegada, nos permitirá evitar daños mayores .

La pesca de peces silvestres será finita, al menos... tratemos de proyectarla el mayor tiempo posible.

Ya a esta altura, y aquellos que me hubiesen leído, saben que no soy ajeno a estas irregularidades, cometí desde la ignorancia todos los errores que subrayo, pero es mi intensión ayudar a generar un cambio.



Basta de estúpidas fotos con peces fuera  al río, levantados con tanta torpeza que la misma cámara que destacará al famoso dará testimonio. No seamos hipócritas, devolver al agua un pez en estas condiciones, es condenarlo a morir.

Poco me importa dónde el pescador  estrella exhibirá con idéntico esfuerzo su caña de bambú, su costoso grafito, el perfil del reel adecuado para reconocer su prestigiosa marca . Serán parte de la decoración a su testimonio de estupidez .




El día que seamos capaces de reconocer, todo esto como un error, empezaremos  a descalificar todo lo publicado, ajeno al respeto a la vida de nuestros peces. Pasaran  de ser los  simples  giles  fotogénicos, con muchos ME GUSTA  a un pescador con mosca en serio, consciente de su responsabilidad .

Si somos capaces de tener miles de seguidores, es hora de aprovechar semejante recurso para dejar de ser unos hipócritas, algo así como disfrazarnos de éticos y ser simplemente unos mediocres.


Patagonia, década del  cincuenta, estos pescadores murieron muchos años más tarde, las truchas murieron  ese día.  Cambió la moda, avanzó la tecnología , descubrimos la Captura y Devolución, pero como pescadores seguimos siendo primitivos.



Autor: Dario Pedemonte
Fotografía: Jorge Aguilar Rech, Dario Pedemonte,Diego Colussi, David Reyes de la AGRUPACIÓN de PESCADORES con Mosca de RÍO TERCERO y Leandro Marino.
Edición: Jorge Aguilar Rech.

BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2014
Todos los Derechos Reservados







4 comentarios:

Barbos del Zierzo dijo...

Ciertamente, el mundo de la pesca con mosca rezuma hipocresía por todos los poros, de eso no hay ninguna duda, al igual que tantas cosas de la vida "moderna". Y son muchos los pescadores que se disfrazan de verde porque así lo dicta la moda.
A pesar de toda la información que tenemos a nuestro alcance, la ignorancia sigue siendo el mayor de los lastres. Espero que este artículo, quizás un tanto dramatista para mi gusto, (pues entran en juego muchos otros factores además del tiempo de exposición al aire y el modo de sujetar al pez) haya abierto los ojos a más de uno.
En lo que sí estoy totalmente de acuerdo es que en nuestras manos está el aprender a cuidar y nuestro deber es promulgarlo.

Sólo queda preguntarnos (sin ánimo de ofender a nadie)... ¿Qué queremos proteger?, ¿La integridad del pez?, ¿la naturaleza?, ¿nuestra afición?, ¿o simplemente un modo de ganarse el pan?.

¡Un saludo!

Jorge Aguilar Rech dijo...

Barbos del Zierzo, como estas. Compartimos plenamente los conceptos sobre la pesca recreativa, de los últimos tiempos.
Se intenta con el dramatismo acentuado, exponer una situación que nos esta pasando. Nos incluimos en ello. La sobre exposición del animal, con un objeto de satisfacción personal. Reemplazando el sacrificio, a veces... por la fotografía y la manipulación. Lo cual debe preceder algunas normas técnicas, para que no se convierta en un sacrificio diferido. Y así practicar una devolución exitosa.
Sobre que es lo que se persigue...todo es rescatable si se realiza con la ética pretendida por pescadores exigentes. Los ambientalistas pretenderemos proteger el ambiente donde se desarrolla el macro invertebrado , el insecto, la geo morfología, la vegetación y el pez. Los demás, tal vez y solo digo tal vez, perseguirán lo que ellos mismos deseen o necesiten. Considerando que es una actividad sumamente sensible al cuidado del medio ambiente. Un saludo desde Argentina

El vasco dijo...

Jorge amigo, es al cuete, estamos remando en brea hermano...me he cansado de escribir al respecto, conozco gente que me lee y a quien PERSONALMENTE le he dado consejos de cómo tratar a su captura...no hay caso, llegado el momento de asirla se olvidan (o les chupa un huevo) todo lo que se les ha dicho, LO QUE IMPORTA ES LA FOTO!!!
Yo no reniego más...aunque no te voy a negar que en mas de una oportunidad me termino puteando con algún tarado de estos en el río.

Unknown dijo...

La foto desnuda que lo que buscamos no es el placer de la captura sino la satisfacción de nuestro ego ante los demás. La foto es algo totalmente innecesario. Es como si un caballero se envaneciera de sus conquistas.Estas se disfrutan en la intimidad, la pesca también...