Las Grandes Marrones del Dique Potrerillos

El cielo cansado de montañas y quebradas, se tiro a dormir en las aguas de Potrerillos.

Encerrando en el Bosque Hundido uno de los parajes mas ricos en fauna. Un micro ambiente que envuelve al pescadores de extrañas sensaciones. Una experiencia sensorial única....y hogar de las grandes marrones.

Agosto de gigantes marrones.

Era un día raro...un día claro oscuro de nubes marrones de Zonda. Pero este...aun no asistía al llano ... se notaba ausente por las arboledas mudas.


Eran las 14:00 p.m. cuando nuestros floats flotaban el vientre oscuros verde del Bosque.
Luis Martinelli y Germán Gil el encantador de gigantes... aventurados ya, entre la aguas quietas, entre los arboles muertos que cuentan secretos de capturas.
La tarde transcurría entre pequeños cast. Lo mas precisos posible. Y casi imperceptibles pataleadas de nuestras patas. La estrategia estaba basada en recorrer todo el área cerca de los troncos...a media profundidad. Decena de patos anunciaban mojarras y ellas a la vez, truchas.
La mosca elegida para ese tramo y ante la situación fue, un a Woolly Bugger Black con cuerpo Chennille Flash, y flash Bow en cola, atados sobre un alambre # 6.

La línea Teeny 160 profundizaba escazos segundos ... y el líder de de 5 pies lo acompañaba en conjunto.

El reloj marcaba las 16:00 p.m. exactas ...el ritmo de dos tirones moderados...pausa, dos tirones pequeños, pausa y no mas largo...llegaba a la vigilia inmotica.

Trance que rompió un fortísimo pique hacia abajo que a los gritos de marrón, levanto mi caña.
La Orvis Clearwater # 5, dió un arco perfecto para absorver la contienda. Era importante que la marrón no se hiciera del fondo protector, ya que ambos aliados me dejarían con las manos vacías .

La contienda fue larga hasta poder cerca del float de Luis...observar un atípico salto que dejo al empañado sol mostrar su lomo tostado marrón. La adrenalina y la emoción retumbó el seco bosque. Hasta que teniéndola en las manos puede admirar su belleza.


La devolución fue promesa de nueva captura. Perjurio repetido en los mosqueros.


Quizas un poco mas chica...peros de mas emocion. La pelea fue bestial... profundas y largas corridad y esta, sin saltos, pero su energia era mayor.
La emocion del lugar se hacia ver en las caras, en los gritos del eco, el la brisa del Zonda que parecia acompañar el festejo. Asi la segunda captur toma las aguas del bosque perdiendose en el verde del profundonusgo. La promesa reitrada y esa sensasion extraña de satisfaccion, cerraba la jornada y la tarde nos soplaba un aliento de polvo. El bosque comenzaba a zumbar, ovacionando la gran captura. END


Autor: Jorge Aguilar Rech.
Fotografía: German Gil y Luis Martinelli.
Protagonismo: German Gil y Luis Martinelli.

No hay comentarios: