Un Raid Fishing Patagónico.



El intentar recorren la mayor cantidad de escenarios patagónicos en un corto periodo, no llevó al sur, Provincia de Neuquén, República Argentina. Un veintitrés de Enero de 2.011, nuestro viaje comienza. 


San Martín de los Andes...  40 grados, de calor. Increíblemente alto registro... para la Patagonia Argentina.

Nuestro primer destino ... el  Lago Hua-Hum pasando por el Machonico, con rumbo al Río Filo Hua-Hum. Camino que, al oeste nos permite percibir la comunión de aguas. En esta mixtura de ritmos, el río y el lago, se nos daban decenas de capturas de Arco iris pequeñas. Caía la noche en el borde de la tarde, cuando una Marrón de un kilo y medio, ataca la fea Foam Spider. La titánica lucha que me brindaría la trucha, me permitirla apenas, arrimarla a la costa, para tenerla segundo en mis manos y, devolverla al vientre acuoso rápidamente.

El destino próximo, fue el Pichi Traful. Al cual... lo navegamos con float. 


El lago Pichi Traful, sorprendentemente nos recibió con malos resultados. Su alta temperatura, dio por tierra las historias de  grandes capturas. Otro factor importante y no menor en estas circunstancias fue la gran presión de pesca evidente en el paisaje. Paisaje desordenado, sin llegar a apocar la naturaleza la desdeñada impronta humana  paisaje.

Con la carta geográfica en mano... continuamos viaje hacia el norte. Nuestro próximo punto de pesca fue el magnificente Collon Cura. Aquí... Mauro, uso unas pupas que le concedieron numerosas capturas. Trabajadas muy a fondo nos daría captura tras captura. Sin invitación tomaban decenas de Percas.

Cuando las palabras, se nos hicieron pocas, los adjetivos escasos y un mutis del habla para dejar al alma que se regocije, nos percatamos que habíamos entrado en la Pehuenia. Dios, pinto estas tierras de Araucarias, interrumpiéndolo solamente para reflejar el cielo limpio con el  Moquehue y el Alumine.


En tierras de los Mapuches, pescamos sus cinco lagos. Nuestras varas se arquearon con fornidas Fontinallis. Todas...  nos daban por satisfechos. 

Villa La Angostura nos daba alojo. Como forasteros... nos daba abrigo y nos ofrecía sus frutos foráneos; sus truchas.  Servidos en el Río Railen. Aguas Mapuches... con escamas extranjeras. Aquí, pescamos a trucha vista . Grandes capturas nos esperaban ansiosas. Lanzamientos Up Stream con minúsculas ninfas en anzuelo #16 y lideres de 14 pies.


El Litrán... también, nos esperaba con un nuevo desafío. Pescarlo con pupas. Mauro, aceptaría este reto. Tres truchas de un kilo y medio,  le daban el honor y la satisfacción. Le cerro la jornada, una trucha enorme que le cortaría tippett y lo dejaría tembloroso, mientras tomaba el azul del veril profundo. Mas de tres kilos en franca huida.


La pupa elegida, había hecho estragos en relación tiempo - trucha pescada. Su celeste brillante, había sido contundente.

Personalmente, y en honor al tiempo restante, me sedujo... mientras Mauro pescaba el Litrán...el magnifico Río Alumine. Al llegar, desde el mismo puente, una marrón esplendida, subía. Tomaba suavemente...


Mi Wolly-Bugger amarilla, fue totalmente descartado. Ella... única y altiva, decidió que estaba mal atada, la despreció y se fue.


Así... se iban las últimas horas del atardecer patagónico y el sol penumbroso... ponía fin al raid. Le daba fin a nuestro ímpetu. Los  cientos de recuerdos quedan a flor de boca para ser contados entre los amigos que se quedaron en casa. 


La truchas, las moscas, el viento entre las araucarias, cada uno de sus puentes, el rugir de agua...siempre serán recurrentes en nuestros sueños.END



Autor: Sergio Vicente.
Edición y Contexto: Jorge Aguilar Rech
Fotografía: Mauro Ink y  Sergio Vicente.


BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2011.

No hay comentarios: