La escencia...

Consideramos al relato de una experiencia de pesca con mosca, como algo extremadamente sensorial. Desde lo visual y literario, cada salida de pesca se expresa libre de egoísmos, despojados de los espejismos de las recetas y con la permanente e inefable búsqueda de lo bueno, lo puro y perfecto.

Las Preciosas Arco Iris del Diamante Tail River

Un verdadero tesoro, se guarda... se oculta, se reserva. El Río Diamante parece saberlo.
Hablar de este hermoso río, a estas alturas de la latitud... pone obligada referencia a su maltratado regímen de tail river. Un castigo diario...permanente...horadante.

Pero, la vida es poderosa. Se estiende al yermo, se sobreviene a la voraz corriente, y al desconsuelo de las charcas en la bajante.
Las Arco Iris parecen saberlo. Las truchas aquí, desarrollaron un instinto especial. Un reloj biologico distinto al de otros ambitos.


El Viaje.

Salí de Mendoza...noche de anticipada primavera. Alberto Moscuen me esperaba a los sesenta minutos por la 40...en la tierra de las manzanas, Tunuyán, Provincia de Mendoza. Al llegar ...la noche cobijó en las sombras su hermosa cabaña, los lagos artificiales flanqueados por álamos y sauces ...ganandole el sueño a las ansias.

La mañana temprana del campo, nos apuraba el pulso, preparabamos las mochilas para el viaje...para la estadia y la experiencia.

Así... partimos con rumbo sur oeste a las entrañas volcánicas del valle.

Kilometros y kilometros de sendas de estepa semiarida nos encontraban adivinando el rumbo entre apenas marcados senderos.

El pasado volcánico era inminente cuando el Cerro Morado flanqueaba nuestro camino. La estepa se extendia por largas huellas por mas de 87 km a lo del Puesto de Morales.


La ruta 40 nos despedia por una senda sureña rumbo al rancho de la familia. Cumplido los 85 kilómetros de la carta de ruta, nos esperaba la Familia Morales. Chapa, ladrillo y palos que explotaban de risas y gritos de los niños del puestero. Al principio desconfiados con los dos forasteros...pero luego de unos minutos...entre ladridos de perros flacos se fueron acercando.

Anunciando nuestra llegada, eramos las únicas almas flyfishers del lugar. Una extrañada sensación que hace años no sentía.

Tres kilómetros y medio de trekking nos separaban del ansiado destino. Emprendimos entornces el camino sobre el lecho del minúsculo Arroyo La Horqueta.


El Aº La Horqueta.

Nadie sabe por que... pero el mapa ni figura...nos decia Don Morales. En hora buena pensabamos alberto y yo. El mínimo arroyo se deprimia entre arenas de acarreo y lodasales que no tenían si quiera... ínfulas de vegas.

A penas podía correr. Cuando entre rosados mantos de roca se disparaba una cascada de setenta metros al vacío.

El camino se nos extendia una hora y media más. Debiamos retroceder lo andado...subiendo el cerro y retomar el arroyo.

Así ... sin opciones más que hacerlo, retomamos las mochilas y continuamos.

Dos horas y media nos separaban del encuentro. Al llegar al Diamante...nos percatamos que el aire se detenia. El ritmo era distinto, un escenario de nirvana...el encuentro del silente arroyo y el Río Diamante.

Los extensos pozones y las correderras distantes...hacian coro de mutis...casi perturbador. Un rio callado...que zumbaba de silencio profundo.



El Río Asesino. Primera jornada.

Comenzamos raudos a preparanos. Las varas electas...una Orvis Power Matrix #4 de 704 Mid Flex para trabajar las ninfas de mi parte. Alberto eligio su #6 para dar profundidad absouta a sus Streamer en los verdes pozones.

La jornada comenzo a las 12:30 am del Sabado. Rumbo sur ...nuestros pasos se adueñaban de cada pool...de cada run. La sombra arrojada a contra punto del río no equiparaba la transparencia del agua delatora.


Decenas de truchas se escodían a nuestra sola proximidad.

Las primeras capturas las dieron las ninfas. Mi Scienific Anglers AirCel WF 4F, se tensaba oportuna y suavemente ante las Arco Iris de no mas de 300g.

Fueron nueve que tomaron mis plumas. Turno primo para la Woolly Worm Soft Hackle en alambre #12; también secundada por la Jabalí atada por Polo Rossi segun estricta receta de Ginez Gomariz.


La criminal crecida, interrumpio rondando las 16:30 pm la jornada. La ausencia de carteles, la falta de preaviso, y la geografia, hacen a este sector del rio, una trampa mortal para pescadores. No pude evitar sentir terror ante la brutal estampida de agua. Separandonos 20 cm y asolo segundos de la fuertísima corriente.


El retorno dificil y tortuoso dada las condiciones del nuevo caudal, entre acarreos y cortaderas a 70º del horizontal... intentaban desmoronar las ganas, la moral, el ímpetu....y a veces ...lo iva logrando. Más de una vez llegué al limite de mi resistencia fisica.


El campamento nos abrazo entre la noche insinuada con una gran fogata. Toda la angustia, el cansancio, el temor, se discipaba con la ceremonia obligada de un manto de ternerita regado con un Malbeck de tres años que manchaba las piedras, doradas por el resplandor de la llama.

Las estrellas y la luna cerraron la peligrosa jornada. Mientras el sueño le iva ganando al frio.



La calma... despues de la furia. El río y la segunda jornada.

El río nos reto a duelo y sin dudas, hubieramos perdido. El Domingo se hizo la paz y el Diamante comenzó a ser benefico con nosotros.Convenciendolo a Alberto que con las ninfas conseguiría una mayor productividad, ata una Hare Hear que de inmediato es tomada por una arco iris de unos 500g. La sorpresa es que la temperatura no llegaba a los 4 grados centigrados; así y todo la fuerza de de batalla, fue ponderable.

Hoy la marcha era hacia el oeste. La técnica muy sencilla...trabajar con ninfas up stream, en cabezas de pozones y lugares premium. La intension era buscar a las grandes.

La mosca elegida fue la Jabalí; llegandome de inmediato la captura.

Decenas de machos tomaban enfurecidos esta espectacular mosca.
Siendo ya, mi modus operandi... cambio de mosca y pruebo con otra. Me conformo con que el engaño funcione.

Turno ...y ante la ausencia de Tricopteros, Efemenopteros, Odonatos, Plecoteros, ni siquiera Scuds buscados e el fondo algalino; de la Wolly Worm Soft Haclke.

video


http://www.browntroutargentina.blogspot.com/ para disfrutar de este video on line
You Tube: http://www.youtube.com/watch?v=rbPyjakhfd0 para verlo en HD

Así... camino al Oeste; unos trescientos metros por el veril del tail river me hallo con el sitio. Una corredera alimentaba un extenso pool y dejaba el agua quieta... quieta.

En la axila de la corredera....una saliente , que se hallaba a mas de 15 metros , en la costa contraria donde estaba ubicado. Mostraba actividad. La trucha se dejaba ver de lomo...mi pensamiento deductivo...buscaba en los recuerdo y aparece la imagen de ... emergentes. Turno ideal para mi mosca. Era el momento y el lugar. No habia lugar a fallas. La logística , la estrategia avanza en el tiempo e imagino los pasos...uno a uno. Hasta donde podría copearla.

Asi calcúlo los quince metros de cola...primer cast, errado. Las plumas cayeron lejos del lugar, pegando previo al agua, en la saliente.

Comprendo entonces que, la solución será un cast de costado. La desición exacta, pone a la mosca, en angulo visual de la Arco Iris.
Ésta profundiza apenas y es tomada con extremo poder descendente.

Levanto mi vara al máximo....comienzo a tomar línea pero ella me sincha el extremo buscando refugio en las piedras oscuras. La batalla comenzaba.
Ni un segundo podía dejar la tensión ....pero si, lo hacia mi cámara. La que siguio filmando la captura por unos minutos colocada sobre la roca. La arco Iris poderosa me mostraba su lomo y huía.

Huía rio abajo. Escurriéndose entre algunos rifles. Yo ...siguendole el paso y evitando el corte de mi 3x de fluor carbón.
Veinte metros abajo... logre vencerla. El copo la toma y retomo la Kodak y en automatico capturo el momento mágico de la hermandad presa y angler. Mi exaltación, era identica a mi soledad. Alberto había avanzado más de dos horas rio arriba en busca de su trofeo. Un adiós, un hasta siempre se desprendia de mi boca. Con el consuelo de tenerla en mi cámara para toda la vida.

A la hora, Alberto bajaba gustoso. Otro gigante lo había agraciado con sus plumeros Bugger. La técnica efectiva para las grandes fue de Streamers. Con línea de hundimiento intermedia, líder de 5 pies y tippet 3x. Emplumados con una Wooly Bugger Olive...trabajándolas con rápidos tirones.Provocando asi a las gigantes hasta la irritación.

Un macho de quijada sobresaliente tomaba su engaño. Haciéndolo asi acrredor a lo que venía a buscar. Las grandes.

La caminata de retorno al campamento nos lleva al límite físico...nuevamente. La prescicion de los pasos se perdia, se agotaban las reservas de energía.


Pero la postal de Don Morales, con las tres monturas equinas nos lleno de alegria y fuerzas renovadas.

Así la jornada peligrosa, extenuante, pero sobre todo fructífera... concluía. Dejándome en ese momento la sensacion de haber pescado algo peligroso, algo prohibido, que en permanente asechanza nos peligraba la vida.

Pero... sin la promesa de retorno... nos llevamos todas y cada una de sus capturas, de sus rincones y sus violentas actitudes , en nuestro alma de pescador. END


Autor: Jorge Aguilar Rech.
Fotografia. Alberto Moscuen y Jorge Aguilar Rech .
Video Edición: Diego Peixoto Producciones.

3 comentarios:

oldsmugglerflyfishing dijo...

Jorge, excelente pesca. Muy buenas esas capturas, se ven hermosas y muy saludables, ojalá que sigan así por mucho más timepo.

Había escuchado lo de las crecidas abruptas en el Diamante, menudo "julepe" te habrás pegado.

Un fuerte abrazo.

Jorge Aguilar Rech dijo...

Luis Elissondo
para usuario

mostrar detalles 13:56 (1 hora antes)

Muy buen video y muy bien pescada era un lugar dificil para sacarla y no cortar.

Abrazo desde Tandil

Luis Elissondo

Andres Orts dijo...

Estimado Jorge soy Andres Orts redactor de www.pesca2.es desearia contactar contigo para publicar este post en el numero de Octubre , desearia poder explicarte el funcionamiento de modo mas exteso por favor contacta conmigo a traves del e-meil y te explico con mas detalle mi mail es redaccion@pesca2.es identificate como Jorge de Brown trout argentina, muchas gracias